EL CANARIO BRONCE INTENSO Y NEVADO

 

 

EL CANARIO BRONCE INTENSO Y NEVADO

 

            En este artículo voy a intentar aportar mis experiencias en la cría y selección del canario Negro Rojo Intenso y Nevado, gama que crío desde hace muchos años, intentando aportar mi grano de arena al conocimiento y divulgación de este hermoso canario.

 

1.- Breve historia sobre el canario bronce intenso y nevado .

 

            El canario Negro Rojo Intenso, comúnmente llamado canario “bronce”, o canario “cobre” es un canario melánico de la serie negra, cuyo lipocromo de fondo es el rojo. Es uno de los que más aceptación tiene entre los aficionados a los canarios, debido a la espectacularidad que muestra en su plumaje, donde se presentan en su máxima expresión el color rojo y el negro, haciendo de esta variedad una de las más criadas en el grupo de los canarios melánicos clásicos, siendo además una de las que mayor representatividad tiene en número en nuestros concursos. Es una variedad, que a pesar de tratarse de un canario clásico conocido por todos desde hace décadas, se encuentra en permanente evolución y siempre está  “de moda”, debido a su belleza, la cual cautiva a noveles y a los más veteranos en nuestra afición.

            El canario Bronce, tiene su origen en el cruce de un canario melánico con el cardenalito de Venezuela, el cual transmite a sus híbridos de canario la posibilidad de manifestar en su plumaje el factor rojo. Es por ello que todos los canarios que muestran  el lipocromo rojo, reciben el nombre de canarios de factor rojo.

            A partir de estos híbridos de Cardenalito de Venezuela por Canario, en sucesivas generaciones, vamos avanzando hasta conseguir ejemplares de canario completamente fértiles que muestran el citado lipocromo rojo, obteniéndose el canario bronce al tratarse de un canario melánico.

 

            2.- Melaninas, lipocromo y  categoría.

 

            En los canarios de color hay diversos aspectos o características que los diferencian a unos de otros, constituyendo las diferentes gamas. Hablamos principalmente de las melaninas, el lipocromo y la categoría.

           

            Las Melaninas:  El concepto de melaninas viene definido en el estándar de color del Colegio de Jueces FOA como “ una serie de pigmentos oscuros que dan una característica típica a los canarios, pudiendo aparecer en forma de eumelanina negra, eumelanina marrón y feomelanina ”. En este caso es preciso decir que la eumelanina es el pigmento de color negro o marrón que aparece de forma diseñada, en forma de bastones o barras, ocupando la zona central de la pluma.

            Es preciso también definir el término feomelanina, la cual es un pigmento de color más o menos marrón, que ocupa la periferia de la pluma, rodeando al pigmento eumelánico. El pigmento melánico también se presenta en las partes córneas, pico patas y uñas.

            En el canario bronce la eumelanina se presenta  de color negro, en forma de bastones o barras, las cuáles deberán ser anchas y formar un diseño continuado. La feomelanina también aparece en este tipo de ejemplares, sobre todo en los ejemplares nevados, siendo menos perceptible su presencia en los ejemplares intensos.

 

            El Lipocromo: Los canarios melánicos no sólo presentan este tipo de pigmentos, sino que también tienen un color de fondo al que llamamos lipocromo. El lipocromo que puede presentar el canario es el amarillo, el blanco dominante, blanco recesivo, amarillo marfil y rojo marfil. En el canario bronce, es el lipocromo rojo el que se pone de manifiesto, debiendo presentarse de un color rojo oscuro y brillante.

 

            La Categoría: Tal como indica el  estándar del Colegio de Jueces FOA, “la categoría hace referencia al lipocromo, en concreto a la distribución de éste sobre la librea del canario”. Los canarios pueden tener tres categorías: intenso, nevado y mosaico.

            En los ejemplares intensos el lipocromo invadirá toda la pluma, sin embargo en los nevados el lipocromo no llega hasta el borde de la pluma, adoptando esa zona una especie de escarchadura o nevadura de color blanco que debe extenderse de manera uniforme por todo el plumaje.

           

            3.- Características del canario Bronce Intenso y Nevado:

 

            Cuando criamos y seleccionamos una variedad de canarios con la intención de mejorar su fenotipo y presentarlos a concurso, es imprescindible saber en qué dirección debemos dirigir nuestra selección, es decir, conocer las características fenotípicas que debe presentar la variedad que criamos. Dichas características vienen recogidas en el Estándar de Color de la FOA, en las cuales me baso para explicar cómo debe ser un canario bronce intenso o nevado.

            Empezando por el orden en el que los distintos aspectos del canario aparecen en nuestra planilla de enjuiciamiento, comenzaré hablando de las melaninas:

            La estructura melánica de un canario bronce debe manifestarse de un color negro azabache, formando un dibujo estriado que será mejor cuanto más ancho y continuo se manifieste, sin presentar en ningún caso zonas diluidas.

            Este dibujo estriado debe hacerse patente también en la zona de los flancos, algo que no siempre se consigue y que entraña alguna dificultad, sobre todo en los machos bronces intensos, siendo más fácil de conseguir en los ejemplares nevados.

            En esta cuestión me detengo para explicar algo sobre el dimorfismo sexual en esta variedad, es decir, una de las características que diferencian a los machos de las hembras. Me refiero al diseño de los flancos, el cual será más visible en las hembras intensas que en los machos intensos, y al igual ocurre con los ejemplares nevados. Es obvio que dicho diseño en los flancos, será más grueso y visible en las hembras nevadas que en las intensas.

            El dimorfismo sexual, aparte de hacerse patente en este diseño de los flancos, en el caso de los ejemplares nevados se manifiesta apareciendo una mayor cantidad de feomelanina en las hembras que en los machos.

            Siguiendo con la cuestión de cómo debe ser el diseño de un canario bronce, hay que señalar que en el caso de que un ejemplar presente un diseño fino, interrumpido o con escasa intensidad de negro, será penalizado en el apartado de melaninas.

            Tal como se indica en el citado estándar, “La eumelanina negra dispersa, oxidada al máximo, es decir con la máxima intensidad de negro, se extenderá desde el nacimiento del pico, por la cabeza, pecho, flancos y rabadilla no presentando el color del fondo (lipocromo) puro en ningún punto sino siempre superpuesto con el negro . La eumelanina negra llega hasta  el mismo borde de las plumas remeras y timoneras.”

            Los canarios bronces que presentemos a concurso no deberán tener en su plumaje feomelanina marrón, lo que conllevaría a ser penalizados en el apartado de melaninas, siendo mejores aquellos ejemplares que no la presenten. La  feomelanina aparece en mayor cantidad en los ejemplares nevados, sobre todo en las hembras, siendo más difícil que dicho pigmento se manifieste en los ejemplares intensos.

            Por otra parte, los canarios bronces deberán tener el pico, las patas y las uñas completamente negros. En caso de que el ejemplar tenga de color claro dichas partes, será penalizado en el mismo apartado, llegando incluso a ser descalificado en el caso de presentar algún dedo o uña de color blanco o despigmentado.

            El subplumaje de los canarios bronces será negro.

 

            En cuanto al lipocromo:  Ya he explicado anteriormente los tipos de lipocromo que puede manifestarse en el plumaje de un canario. El canario bronce manifiesta el lipocromo rojo. Para que un ejemplar sea calificado con la máxima puntuación en este apartado de la planilla, dicho lipocromo deberá manifestarse de un color rojo oscuro, como consecuencia de la superposición de la  melanina negra que se encuentra dispersa por el plumaje con el lipocromo rojo de fondo. El color deberá ser uniforme y brillante, sin presentar zonas despigmentadas o de distinta tonalidad.

 

            En cuanto a la categoría: debemos diferenciar cómo debe ser un canario bronce intenso y cómo un bronce nevado, ya que ambos difieren en la categoría. En los ejemplares bronces intensos el color rojo invade toda la pluma, hasta el mismo borde. Es importante también que los ejemplares muestren un plumaje de un color intenso y brillante y no apagado. Las plumas de los ejemplares intensos , por lo general, son más estrechas que las de los ejemplares nevados y mosaicos, lo que repercute en la manifestación de su diseño melánico, el cual será algo más estrecho que el de los bronces nevados y mosaicos.

            Un aspecto a tener en cuenta en los ejemplares intensos es que el lipocromo de fondo debe tapar completamente la cloaca, algo que no sucede completamente en los ejemplares nevados y mucho menos en los mosaicos, donde se aprecia claramente esa zona carente de lipocromo. En este caso constituiría un defecto a penalizar en la planilla en el apartado de categoría el hecho de que el ejemplar bronce intenso no cerrara completamente la cloaca con el lipocromo rojo de fondo.

            Así mismo, sería un grave defecto el que se presentaran zonas despigmentadas o con nevadura en el plumaje de un ejemplar intenso. En ocasiones los ejemplares intensos presentan zonas en las que su plumaje tiene unas leves nevaduras, las cuales se suelen localizar mayormente en la zona del dorso, del cuello o incluso en los flancos.

            Otro aspecto a tener en cuenta es que las grandes plumas tendrán que estar pigmentadas, por lo que a los canarios bronces intensos y los nevados se les tendrá que administrar ya de nido los productos pigmentantes del plumaje sobre los que luego hablaré.


             4.- Selección del Bronce Intenso y Nevado:

            Cuando criamos y seleccionamos una variedad, en este caso canarios bronces intensos y nevados, debemos encaminar nuestra selección hacia la consecución de las características fenotípicas que he explicado anteriormente. Es por ello que el llevar a cabo una exhaustiva selección de los ejemplares se constituye como la principal herramienta o método del que disponemos para conseguir el canario del que nos habla el estándar.

            Por esta razón, debemos ser muy estrictos en la selección, quedándonos con aquellos ejemplares que muestren un fenotipo más cercano a las características presentadas en el estándar. Seleccionaremos por tanto aquellos ejemplares que tengan un diseño más oxidado, y que presenten una estructura melánica ancha y continua.

            Otro criterio de selección vendrá impuesto por la oxidación de las partes corneas; pico, patas y uñas, seleccionando aquellos ejemplares que presenten estas partes bien oxidadas. Si bien es importante tener en cuenta que si cruzamos entre sí ejemplares con las partes corneas muy oxidadas es posible que la descendencia pierda en vitalidad, fertilidad etc, digamos que en ocasiones, una excesiva oxidación de las partes corneas puede conllevar cierta degeneración de la salud del ejemplar.

            Para conseguir una mayor oxidación de patas y pico la selección de los ejemplares con estas partes más oxidadas se constituye como la principal herramienta, aunque el cruce con algunos Spinus o la exposición al sol, puede ayudar a oscurecer dichas zonas. A este respecto, tengo que decir, que aunque la exposición al sol oscurece notablemente las partes córneas de los canarios, yo aconsejo no exponerlos al sol. La razón es que, si nuestros canarios se crían sin ser expuestos al sol, éstos mostrarán el grado de oxidación que su potencial genético les permita, por lo que podremos seleccionar sin temor a equivocarnos aquellos que en su patrón genético porten una mayor potencialidad para tener oxidadas las patas y el pico.

            Otro criterio a tener en cuenta en nuestra selección haría referencia a seleccionar ejemplares que muestren un lipocromo de color rojo brillante, con una gran intensidad en el mismo. Para conseguir que este lipocromo sea muy rojo y brillante es muy importante contar con una cepa de canarios bronces que tenga una herencia cercana al Cardenalito de Venezuela, para cual de forma periódica iremos introduciendo híbridos de cardenalito x canario que harán que el lipocromo se manifieste de forma óptima. Por supuesto, habrá que descartar aquellos ejemplares que muestren un lipocromo poco brillante o apagado, como consecuencia de su escaso potencial para asimilar o depositar los pigmentos en el plumaje, por problemas de salud etc.

            Siguiendo con los criterios a tener en cuenta en la selección de esta variedad, es importante detenerse a hablar de la feomelanina. Ya hemos visto que en el estándar se pone de manifiesto que serán mejor puntuados aquellos ejemplares en los que dicho pigmento se manifieste mínimamente o se encuentre ausente. Esta cuestión no nos debe conducir a llevar a cabo una selección en la que eliminemos por completo la feomelanina de nuestros ejemplares, para lo cual se hace imprescindible diferenciar los canarios de concurso de aquellos de  trabajo , es decir, de aquellos que aun no siendo óptimos para concurso, pueden ser muy buenos para obtener una descendencia de calidad. Por esta razón, uno de los criterios que yo sigo para obtener ejemplares muy oscuros es seleccionar hembras bronces nevadas con una gran cantidad de feomelanina, para ser emparejadas con buenos ejemplares intensos. Aunque he de puntualizar que la aparición de la feomelanina nunca debe ir detrimento de que estas hembras presenten un diseño eumelánico muy negro, ancho y continuo, que resalte sobre la feomelanina que rodea al diseño , la cual además deberá de ser de un marrón también muy oxidado.

            Pero uno de los aspectos que más nos llama la atención en un canario bronce es su diseño, seleccionando en ocasiones ejemplares cuya única virtud es que muestran un gran diseño, seleccionando ejemplares que portan defectos de importancia en el lipocromo, categoría, talla y forma. El seleccionar sólo por el diseño es algo que debemos descartar, intentando que nuestros canarios tengan una adecuada talla, forma y un plumaje adherido y en buen estado.

 

            Cruces aconsejables: Lo normal en estos canarios es cruzar ejemplares intensos con nevados, siendo indiferente cuál de los sexos es el ejemplar intenso o nevado. Es imprescindible cruzar ejemplares que tengan pluma corta con pluma larga. Es un aspecto que hay que controlar, ya que si seleccionamos ejemplares con la pluma excesivamente larga estos no la peinarán bien, e incluso podrán aparecer rizos en distintas zonas del plumaje, razón por la cual serían penalizados en el apartado de plumaje.

            Cuando utilizamos como machos a bronces intensos, es aconsejable que éste goce de una gran intensidad en el lipocromo, además de un diseño correcto. Por supuesto es muy importante que el lipocromo llegue hasta el final de la cloaca. A estos ejemplares podremos acoplarles hembras nevadas, las cuales según mi experiencia, dan mejores resultados si están bien cargadas de feomelanina. Es importante que tengan una buena forma, prestando especial atención a las dimensiones del pecho y la cabeza, los cuales tendrán que ser anchos y redondeados, aspecto de gran importancia ya que en frecuentes ocasiones los machos intensos son muy estilizados.

            Estos machos intensos también pueden cruzarse con hembras bronces de categoría intermedia o semintensas, obteniendo así una mayor descendencia de ejemplares intensos que son los que mayor proporción de premios obtienen en los concursos. Deberemos procurar que estas hembras semintensas reúnan unas cualidades en cuanto a forma y talla similares a las de las nevadas, sino obtendremos ejemplares intensos muy estilizados.

            Por último, estos ejemplares machos intensos también podrán acoplarse con hembras bronces intensas. De este cruce obtendremos  el 75% de la descendencia de bronces intensos, un tercio de los mismos serán intensos en homocigosis, y el otro 25% serán ejemplares nevados. Habrá que prestar especial atención cuando hagamos este cruce a poner reproductores de pluma larga y pluma corta, ya que si cruzamos dos ejemplares intensos de pluma corta obtendremos canarios con el plumaje excesivamente corto, muy estilizados o incluso con defectos de plumaje.

Es preciso aclarar que el factor intenso no es un gen letal, es decir, en homocigosis no siempre produce la muerte, y por ello existen intensos en homocigosis. Más bien es subletal, es decir produce en ocasiones algún efecto degenerativo en la salud del pájaro o en el plumaje, pero no siempre, sobre todo si tenemos en cuenta el cruzar ejemplares de pluma corta con pluma larga.

            Por otra parte, podemos cruzar ejemplares machos nevados con hembras intensas, pudiendo seguir los mismos consejos explicados anteriormente. Basándome en mi experiencia, no he conseguido constatar demasiada diferencia entre la descendencia obtenida al utilizar los diferentes cruces, macho intenso x hembra nevada y viceversa.

            Volviendo con el diseño, es difícil negar que cuando éste es ancho y continuo, es una de las cualidades que más nos llaman la atención en los canarios bronces. Para conseguir un diseño más ancho ya he comentado que una adecuada selección de dicha característica y unos adecuados emparejamientos son la base, aunque podemos recurrir a otros métodos que nos ayuden a mejorar el diseño, como es el caso de cruzar los bronces intensos con bronces mosaicos, los cuales tienen un diseño más ancho y continuo que los intensos y nevados. Debido al interés y las dudas que este cruce suscita (bronce intenso x bronce mosaico), voy a detenerme a explicar las ventajas e inconvenientes con los que nos podemos encontrar cuando cruzamos ejemplares intensos con mosaicos:

El resultado de este cruce puede ser muy variado, dependiendo siempre de las características de los canarios que crucemos. Una de las cuestiones principales sería una vez más, tener en cuenta el cruzar ejemplares de pluma corta por pluma larga. Como consecuencia de realizar este cruce, podríamos obtener una descendencia poco homogénea incluso entre hermanos de la misma nidada, Obtendríamos ejemplares intensos y nevados, los cuales en ocasiones acusarán defectos en la categoría, como no cerrar la cloaca en los intensos, aparición de nevadura, etc y escasez de lipocromo en los nevados, concentrado en las zonas de elección de los ejemplares mosaico. Obtendremos también canarios de categoría intermedia, y canarios mosaicos defectuosos en cuanto a la categoría y posiblemente también con una reducción del diseño.

            Estos digamos que pueden ser algunos de los inconvenientes que implicaría este cruce, sin olvidar que toda la descendencia portaría el gen mosaico, lo que conllevaría que al cruzar ejemplares portadores entre sí, surgieran ejemplares mosaicos, que en su mayor parte también acusarían diversos defectos.

Sin embargo, este cruce puede ayudarnos a mejorar el diseño de los bronces intensos y también de los nevados.

Cuando cruzamos canarios bronces intensos con bronces mosaicos, es posible conseguir en su descendencia algún canario bronce intenso que no acuse los defectos ya explicados en categoría, lipocromo etc o que los acuse en menor medida y que sin embargo si muestre un diseño más ancho de lo normal que en un ejemplar intenso consecuencia del cruce intenso por nevado. Son este tipo de ejemplares intensos con una aceptable categoría y lipocromo los que tendremos que aprovechar, para continuar nuestra línea, teniendo en cuenta de no acoplarlos en sucesivas generaciones con otros canarios mosaicos o que también procedan de mosaicos, porque en ese caso podremos aprovechar muy pocos canarios para concurso.

De este mismo cruce de intenso por mosaico, también los nevados verán mejorado su diseño, pero en la mayor parte de las ocasiones irá en detrimento de su categoría, ya que el lipocromo se concentrará en las zonas de elección, adoptando el canario nevado un aspecto de mosaico defectuoso, y que para nada nos servirá para concursar, siendo además más difícil seguir en esta línea de selección que si tal como expliqué anteriormente, nos quedáramos con los mejores intensos resultantes de este cruce.

 

5.- Pigmentación del Bronce Intenso y Nevado:

 

Todo lo explicado anteriormente en cuanto a las características del canario bronce y los criterios para su selección, no se verá reflejado en unos resultados óptimos sino conseguimos que el ejemplar consiga una buena pigmentación.

El canario bronce, procede del Cardenalito de Venezuela, por lo tanto, cuanto más cerca se encuentren generacionalmente nuestros canarios del Cardenalito, mejor transformarán los carotenoides que le administremos.

Para pigmentar a los canarios de factor rojo se utilizan los carotenoides oxigenados, aunque no me voy a detener a hablar sobre los mismos, lo que daría para escribir un extenso artículo, por lo que me centraré en aportar mi propia experiencia en cuanto a la pigmentación de los canarios bronces.

Hay muchos productos de venta en el mercado: carofil, cantaxantina, bogena, betacaroteno  etc. Yo utilizo una mezcla de carofil y cantaxantina al 50 %. De esta mezcla, pongo 12 gramos por cada Kilo de pasta, y la administro diariamente a los canarios hasta el final de la muda. Aun cuando terminen de mudar, seguiremos aportando los productos pigmentantes, aunque sea en menor dosis o con menor frecuencia (dosis de mantenimiento), ya que durante los concursos siempre pierden plumas, y nos podemos encontrar con alguna sorpresa, con plumas despigmentadas sin habernos percatado de ello, lo que conllevará que nos penalicen en la planilla de concurso.

Por otra parte, además de aportar estos carotenoides en la pasta, podemos aportarlos de forma natural a través de productos naturales como la zanahoria, la espinaca, el pimiento rojo etc.

Es importante también tener en cuenta el tipo de pasta que administramos durante la muda, la cual aconsejo que sea mórbida, si bien algunos criadores utilizan la misma pasta todo el año (la pasta seca de cría) obteniendo resultados óptimos. Hay criadores que añaden un poco de aceite a la pasta ya que los carotenoides que administramos son liposolubles y se favorece la fijación de éstos.

Finalmente hay que decir que todos estos cuidados y criterios de selección deben estar acompañados de una exhaustiva higiene y cuidados del plumaje del ejemplar, para lo cual tendremos que evitar el picaje durante la muda, poner bañeras diariamente etc.

 

 

 

 
 
 
El propietario de ésta página no ha activado todavía el extra "Lista Top"!